Recopilado por: Paulina Martínez

Algo que destacó de algunos de los teléfonos de gama alta este año es que por fin implementaron la certificación necesaria para hacerlos resistentes al agua. Esto quiere decir que si contamos con un smartphone con dicha certificación (como el iPhone 7, 7 Plus, o Galaxy S7 o S7 Edge), si el teléfono accidentalmente se cae a la piscina, o le caen unas gotas de agua, no tendremos que alarmarnos y correr a apagar el teléfono / enterrarlo inmediatamente en arroz (hey, en serio funciona!). De hecho, tanto Samsung como Apple han promocionado bastante esta característica en sus smartphones este año.

xplicación de qué tan resistente es nuestro dispositivo a los elementos como el polvo y agua.

Cómo entender la certificación IP de resistencia al agua

El primer número está relacionado al ingreso partículas sólidas o, en pocas palabras, de sólidos, mientras que el segundo dígito está relacionado al ingreso de líquido en nuestro dispositivo. Ejemplo, un smartphone a prueba de polvo y líquidos, tendría el código IP68

El primer dígito va del 0 al 6, progresivamente aumentando de acuerdo a qué capacidad tiene de resistir al polvo. De este número no nos preocuparemos mucho, salvo detallando los dos últimos números que son donde se encuentran todos los smartphones. Una certificación IP5X implica que el ingreso de polvo no está enteramente prevenido, pero no entra en suficientes cantidades para interferir con el equipo. Mientras que un código IP6X implica que no hay ingreso de polvo al interior de nuestro dispositivo, basándose en una prueba de 8 horas de flujo de aire. Es decir, al teléfono se le pone contra una corriente de aire fuerte y, tras ocho horas, se revisa para ver si ha habido ingreso de polvo al dispositivo.

  • IPX0: No es resistente al agua en absoluto.. Piensen en un pedazo de papel, o un diario, por ejemplo, que queda inmediatamente arruinado en contacto con el agua.
  • IPX1: Protegido contra algunas gotas de agua que caen verticalmente. Es decir, probablemente quede arruinado también
  • IPX2: Protegido contra algunas gotas de agua cuando el dispositivo está inclinado hasta 15°
  • IPX3: Protegido contra un rocío de agua hasta en un ángulo de 60°
  • IPX4: Protegido contra salpicaduras de agua en cualquier dirección. Aquí es donde empezamos a ver cierta protección contra el agua.
  • IPX5: Protegido contra chorros de agua en cualquier dirección
  • IPX6: Protegido contra chorros de agua poderosos en cualquier dirección

En estos dos últimos casos aún no estamos hablando de inmersión en el agua, pero sí tenemos cierta protección al agua contra salpicaduras, por ejemplo. Así que si le caen unas cuantas gotas encima sin afectar puertos expuestos, no deberíamos preocuparnos mucho.

Lo dos que vienen a continuación si ofrecen protección ante inmersiones; es decir, podemos meter el dispositivo al agua

  • IPX7 – Bajo este código, el equipo ha sido probado siendo sumergido por un metro por 30 minutos, y este ha continuado funcionando. Es decir, ofrece los sellos suficientes como para sobrevivir bajo el agua por 30 minutos en poca profundidad.
  • IPX8 – Aquí, el equipo ha sido probado en una profundidad mayor a un metro (generalmente 3), sin demostrar efectos negativos en el equipo. Es decir, es resistente a inmersiones continuas.

¡Los teléfonos que tenemos en el mercado suelen caer bajo IPX7 (como el iPhone 7), o IPX8 (como el Samsung Galaxy S7), lo que significa que no deberíamos preocuparnos mucho si accidentalmente el equipo cae al agua.

Si bien ambos smartphones son, en teoría, a prueba de agua, ninguno de los dos fabricantes nos cambiará el equipo en caso este deje de funcionar por culpa de ingreso del agua. Así que tómenlo más como una precaución por parte de los fabricantes, que han añadido sellos de silicona para evitar el ingreso de agua al teléfono, pero no empiecen a sumergirlo todos los días a la piscina (y menos al mar, pues el mar sí dañará al equipo sin importar la certificación). En el mundo de los smartphones, ver esta certificación implica que no tenemos que preocuparnos por sacar el teléfono cuando esté lloviendo, por ejemplo, o que termine empapado después de un día tormentoso. Pero no es una señal de que podamos coger nuestro smartphone y sumergirnos a la piscina constantemente. Por qué? Porque la constante inmersión genera diferentes niveles de presión, que podrían arruinar los sellos de silicona del equipo y, por ende, dejar que el agua ingrese al teléfono, arruinándolo.

Si desean sumergirse con sus teléfonos, les recomiendo que consigan uno de esos cases especiales para ello, que protegerán a nuestro teléfono, ahí si, contra el ingreso de agua por completo.
Arturo Goga. “IP67, IP68. CÓMO SABER SI EL TELÉFONO ES RESISTENTE AL AGUA O A PRUEBA DE AGUA. “www.arturogoga.com. 2017. Applesfera. 13 de marzo, 2017 https://www.arturogoga.com/como-saber-si-el-telefono-es-resistente-al-agua/.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s